EL PODER DE TU CUERPO

posturas-de-poder-trestalentos“Nuestro cuerpo cambia nuestra mente,
nuestra mente cambia nuestro comportamiento,
nuestro comportamiento cambia los resultados”
(Amy Cuddy)

En 2012 la psicóloga social de Harvard  Amy Cuddy sorprendió al mundo entero al decirnos que practicar durante 2 minutos (¡2 minutos!) estas posturas tiene el poder de cambiar la fisiología y actitud de una persona al punto de salir adelante en situaciones difíciles como una entrevista laboral, una intervención en el aula o una negociación complicada.

¿Parece un truco barato? Nada más lejos de la realidad. En la conferencia TED ella expone el experimento con 40 hombres y mujeres a  quienes pidió que asistieran a una entrevista de trabajo, sin saber qué eran grabadas y sin haberles explicado esta teoría. Dos minutos antes les invitaba a realizar posturas de poder (brazos abiertos, en jarra, etc.) o de debilidad (hombros encogidos, mirada en el suelo, mano en el cuello, etc.). Además les tomaba muestras de saliva.

¿Qué pasó? Las personas que practicaron las posturas de poder subían en 20% los niveles de testosterona (sentían más autoconfianza, seguridad y poder), bajaban en 25% los niveles de cortisol (menos estrés) y fueron elegidas en la entrevista por evaluadores que tampoco sabían del experimento. Las personas que practicaron posturas de debilidad, todo lo contrario: inseguras, estresadas y no fueron elegidas.

La Dra. Cuddy afirma que desde la publicación de estos resultados no para de recibir cartas de miles de personas que han aplicado este ejercicio a sus vidas, con éxito. Según otros estudios, este efecto dura unos 30 minutos y por eso, su práctica repetida crea una cascada de situaciones que van fortaleciendo la mente y creando nuevos hábitos, es decir, transformado a la persona.

¿Qué harás al respecto? Te invito a practicar estas posturas y comprobar que la gestión de tus emociones está en tus manos. Ser amigo de tus emociones es la alianza para avanzar hacia lo que deseas. Si tienes un plan, si has tomado decisiones, aumenta tu energía emocional para perseverar en ellas o para sortear los obstáculos que se presenten.

Aquí tienes la conferencia TED completa 

 

Anuncios

EL BÁDMINTON MUNDIAL TIENE ROSTRO ANDALUZ

Carolina Marín, nacida en Huelva hace 22 años, está jugando el Mundial de Bádminton en Yakarta. Hace unas horas, hoy viernes 14 de agosto, ha vencido a la china Wang Shixian y se ha clasificado a las semifinales. Espera revalidar la medalla de oro que ganó en el Mundial de 2014 y con la que se proclamó número 1.  ¿Quieres verla jugar?

Supongo que te estás preguntando cómo ha conseguido ser la número 1 en un deporte dominado por países asiáticos, cómo ha logrado que una gran marca como Carbonell la apoye y cómo es capaz de ser reconocida por un 24% de españoles siendo el bádminton un deporte poco practicado en nuestro país.

Tengo, de momento, tres respuestas.

ENTRENAMIENTO DIARIO POR VARIOS AÑOS
Carolina ha nacido con unas cualidades especiales pero que nada significarían si no entrenase las 6 horas diarias de la mano de Fernando Rivas. Con él practica su estilo, aprende nuevas técnicas, repasa en vídeo las jugadas y desarrolla su capacidad física.
Saber que estas 6 horas diarias son su rutina desde los 14 años me recuerda el estudio de Anders Ericcson en los noventa que concluyó en la clave de las 10 mil horas como promedio de entrenamiento de los grandes talentos antes de ser conocidos.

ALTO CONTROL MENTAL
Un ejemplo para ilustrar. En las últimas semanas ha tenido que guardar reposo por una lesión en el pie. Ella misma comenta que ha estado ensayando las jugadas en su imaginación con el mismo ritmo que si fuese en la cancha. Eso le permite llegar a este torneo con la actitud adecuada, los reflejos que hemos visto en el vídeo y el control mental en cada punto del partido.
Así, el estar a un 80% de nivel físico no es un freno para sus posibilidades de ganar el Mundial porque está compensado con un 120% mental. Éstas y otras técnicas mentales las ha aprendido de la mano del psicólogo Pablo del Río.

TENER UN MODELO
Ella menciona que tiene a Rafa Nadal como un modelo a imitar y siempre está inspirándose en él para dar nuevos pasos en su carrera deportiva. La actitud de “no dar una bola por perdida”, tener un gran concentración en los juegos y celebrar cada punto con un ¡vamos! son sólo tres ejemplos de esta conocida técnica de modelado.

Si eres un deportista o un emprendedor que te estás planteando subir de nivel en tus propios talentos te recomiendo el libro Las Claves del Talento  y al mismo tiempo te invito a contactar con nosotros para ofrecerte un plan hecho a medida. Sin compromiso, escríbenos a direccion@trestalentos.com y nosotros te llamamos.

Coaching en la empresa: el caso SODITEC

objetivos-¿Hablo con Tres Talentos?
-Así es. ¿En qué podemos ayudarle?
-Deseo que organicen un par de días para nuestro equipo
-¿Con qué fin?
-Necesitamos unirnos mejor como equipo, tener más motivación y saber en qué debemos mejorar. Tener un tiempo para hablar y escucharnos entre todos…

Así empezó una conversación telefónica de media hora con Javier Vivas* para poner en blanco y negro las necesidades del equipo, las sugerencias de los trabajadores y poder rentabilizar un tiempo que no es fácil conseguir: entre los viajes comerciales dentro y fuera de España, las ventas, las instalaciones, el servicio técnico, la formación o la organización de stock, queda muy poco tiempo para otra cosa que no sea trabajar.

Por eso, los dos días tenían que guardar el equilibrio entre la formación y el descanso. Conseguir los objetivos sin agotar al grupo con técnicas o actividades. Y sobre todo, conseguir que la inversión en el equipo aumente la productividad y su competitividad. No cabía duda que el método coaching era el indicado.

.dialogo2El jueves 10 de octubre por la mañana, los 24 participantes** partieron rumbo a Hervás con la ilusión que trae la novedad. Se reservó una casa rural, comidas, sesión de paintball y un tiempo de formación. La empresa decidió invertir en el equipo y esperaba resultados concretos.

Un momento clave de la jornada fue la valoración del trabajo y aporte de los compañeros sin olvidar las necesarias correcciones. Hubo agradecimiento, aclaraciones y promesas de mejora. Esto se consiguió gracias al clima de confianza generado en el grupo. Es una pena que en muchas empresas no haya ocasión de reunirse para valorar y corregir los esfuerzos individuales. Así, se pierde una oportunidad de mantener la motivación y calidad del equipo.

El segundo día se vivió una jornada de paintball, grupo-paintballque expresó la mayor unión y confianza conseguida el día anterior, además de agregar su punto de diversión y convivencia. La jornada terminó con un espacio para intercambiar ideas y pensar en acciones de mejora. Un plan de acción es útil para canalizar todas las sugerencias que salieron en los dos días.

Existen otros momentos clave de la jornada, no descritos en este post, que podemos comentar en otra ocasión pero, lo más importante, es saber que se consiguieron los tres objetivos marcados. Y eso fue posible gracias a tres situaciones importantes:

.valoracionUn líder con la claridad necesaria respecto a lo que quería conseguir (metas) y con una disponibilidad constante y firme para conseguirlo: organizó la jornada, participó en todas las actividades, fue anfitrión en las comidas, organizó un sorteo de altavoces entre todos, etc.
Un equipo con participación activa, entrega y comunicación directa
Un plan que equilibró la formación técnica con los momentos de esparcimiento

Agradezco a Javier Vivas, Manuel Méndez y a todo el equipo SODITEC por la ocasión de ponerse en nuestras manos y comprobar, una vez más, que un entrenamiento específico consigue aumentar el valor de un equipo y la calidad de sus resultados.

.juego-cuerdaEl coaching aplicado a la empresa permite crear ambientes de trabajo más eficientes, aumentar el nivel de desempeño de los colaboradores o solucionar situaciones antes de convertirse en problemas. Lo importantes es plantearse cuándo se desea dar el paso, pensar en las necesidades y luego, con la ayuda de un coach, establecer un proceso de mejora. Como en este post, todo puede empezar con una llamada telefónica.

 *Gerente de Soditec
** Actualmente son 30 trabajadores

Cinco hábitos del Guerrero Pacífico

El domingo por la tarde vi, por segunda vez, una película diferente: El Guerrero Pacífico, basada en la novela de Dan Millman. Es la historia de un joven deportista que encuentra en un misterioso mentor (Nick Nolte) la oportunidad de hacerse preguntas que le cambian la forma de ver y enfrentar la vida.

Este joven entiende que la verdadera meta es la vida y el modo de vivirla. Todo lo demás es un entrenamiento. Ese entrenamiento es mental, corporal, emocional, de nutrición, etc. y lleva toda una vida dominarlo. Incluso los momentos difíciles forman parte de dicho entrenamiento, en la medida que sean integrados al plan.

Hoy quiero compartir 5 hábitos que observé en la historia y pueden ayudarte a crecer personal y profesionalmente. Su práctica te puede ayudar a “vivir en el presente” sin perderte en el pasado o el futuro. Y eso da felicidad.

1. Sacar la basura de la mente. Basura es todo aquel pensamiento que distrae de lo único que realmente importa: aquí y ahora. Cuando por fin logramos vivir el presente, nos sorprenderemos de todo lo que podemos hacer y lo bien que lo haremos. El pasado o el futuro no existen. No hay que pararse a pensar, sólo hacerlo.

Tener un mantra. En ocasiones donde uno necesite estar centrado viviendo el presente, puede ser muy útil repetir un mantra de modo silencioso y calmado. Podría ser éste: ¿Dónde estoy? Aquí. ¿Qué hora es? Ahora. ¿Qué soy? Este momento.

2. Apreciar la vida tal como es. No existen momentos ordinarios. Todo momento es extraordinario. Siempre ocurre algo. La belleza es disfrutar del recorrido, estando consciente de cada respiración. Si ella se detiene dejamos de existir. Así también cuando dejamos de apreciar cada detalle de nuestra existencia.

3. Hacerse responsable. Cada acción tiene su precio y su placer. Al reconocer ambas partes aumenta el realismo y la responsabilidad. Podemos elegir ser víctima o protagonista de los eventos aparentemente desafortunados. Si elegimos actuar y hacer algo al respecto, ya no somos víctimas. Podemos elegir, siempre.

4. Dejar que las emociones ocupen su lugar. Las aceptamos y valoramos pero no permitimos que nos gobiernen. Por ejemplo, el orgullo puede ser nuestra perdición, sobretodo cuando tenemos éxito o confiamos demasiado en nuestras capacidades.

5. Descubrir aquello por lo que vivimos. Así conseguiremos valorar cada cosa en su justa medida. Y podemos ver a la muerte no con tristeza sino con alegría porque lo realmente triste no es que la gente muera sino que no sepa vivir. Es bueno estar despierto ante la oportunidad de desperdiciar la vida por creer que tenemos un destino que ha de cumplirse pase lo que pase. La adaptación y el aprendizaje en cada etapa de la vida es una de las claves.

Cuando nos hacemos las preguntas correctas, aparecen las oportunidades y las respuestas para nuestra vida. Cuando no buscamos responder lo que los demás quieren que respondamos, se abren nuevas posibilidades. El Coaching ayuda a las personas a encontrar sus propias preguntas y a vivir la vida que les pertenece, practicando sus propias respuestas. Esta búsqueda es interior: es donde realmente vale la pena buscar.

El camino del éxito y un plan de entrenamiento (final)

training talentsEn esta segunda parte del plan de entrenamiento te planteo tres talentos más que te ayudarán en tu propio camino de éxito.

 1. Convierte tus deseos en desafíos

Las personas desean muchas cosas: un mejor trabajo, el reconocimiento de los demás, una pareja que las haga felices, formar parte de algo importante, etc. y viven esperando que eso ocurra. ¡Y no ocurre! Porque ese deseo no se ha convertido en un reto que los impulse a actuar.

Todo desafío responde a dos preguntas:

* ¿Qué gran valor tiene para ti?

* ¿Qué harás, por difícil que sea?

Los retos te invitan a dar un paso más allá, a arriesgar. Te exigen pensar más rápido, trabajar más fuerte, crear más cosas. Te descubren nuevas habilidades y también carencias que deberás completar con más estudio o entrenamiento. Y todo eso estimula al ser humano.

Por eso, en las empresas no basta con tener un plan estratégico. Es necesario que sea motivador para que funcione con el equipo.

 2. Deja de poner excusas

Puedes dedicar tu tiempo a poner excusas y pensar en los porqués de la vida o hacer algo útil y empezar a trabajar contigo. Este ejercicio puede ser tu primer paso:

* Por un momento piensa en tu problema, fallo o momento difícil y en una hoja de papel dibuja dos círculos, uno pequeño y otro más grande.

* En el círculo mayor escribe las cosas que están fuera de tus manos, donde no tienes poder de influencia: decisiones que dependen de otros, circunstancias políticas o socio-económicas, estructura de la empresa, reacciones y comentarios de los demás, el clima, etc.

* En el círculo más pequeño escribe las cosas que dependen de ti: Posibles acciones que no has hecho y podrías hacer respecto al problema. Date un tiempo. Piensa en cosas grandes y pequeñas, fáciles y difíciles que podrían beneficiarte.

* Ahora, mira el gráfico y hazte la gran pregunta: ¿Dónde quiero estar? (en el círculo mayor que no controlo ni soy responsable o en el menor dónde tengo poder de acción) Y… ¡actúa!

 3. Crea tu propio plan de entrenamiento

Si quieres avanzar en tu camino de éxito necesitas un plan que te asegure ir en la dirección correcta y te mantenga en forma:

* Primero tendrás que definir qué quieres conseguir, cuándo y cuánto vale para ti.

* Después, busca el apoyo de un amigo, de tu pareja o de un empresario con más experiencia para que te ayude a darte cuenta de cómo estás llevando tu plan y descubrir cómo superar los obstáculos. Es conveniente tener reuniones semanales o cada 15 días.

* Necesitas, además, un modo de medir tus avances. Puedes evaluar tus acciones diariamente con un número y así comparar tus resultados en la semana o pedir a los demás que te evalúen.

* Finalmente, necesitarás hacer deporte, meditar, comer sano, dormir bien y tener una vida dando y recibiendo cariño de los demás. Así estarás fuerte para mantener tu plan.

Este tipo de entrenamiento no es fácil, como todas las cosas que valen la pena. Por eso, si contratas un coach para empezar, será mucho mejor.

En casa, tengo escrita una pregunta que me ayuda a tener paciencia y determinación en mi camino de éxito: ¿Qué has hecho hoy para avanzar hacia dónde quieres llegar en 10 años?

¡Qué disfrutéis del verano!

El camino del éxito y un plan de entrenamiento (I)

Te invito a mirar este vídeo. Si te gustan las ideas, pasa a la acción con este plan de entrenamiento que te propongo desde el Coaching:

1. Descubre tu talento (lo que realmente quieres hacer con tu vida)

Haz una lista extensa de las actividades o situaciones de tu vida o de la vida de otros que te gustan. Analiza cada una con estas 4 preguntas:

* ¿Se me da muy bien?

* ¿Lo podría hacer por horas sin aburrirme?

* ¿Estoy dispuesto a dar mucho de mí y dedicarme a ello hasta conseguir logros?

* ¿Cuándo empezaré a buscar y crear las oportunidades para hacerlo realidad?

Si respondes sí a las 3 primeras y decides un fecha en menos de tres días, ya estás descubriendo tu talento y lo que quieres hacer con él. Sigue por ese camino.

2. Aumenta tus ideas (sé creativo)

No importa si eres emprendedor o trabajas para alguien, si eres un chaval o tienes 45, siempre puedes ser más creativo. Eso te hace más fuerte, te permite adaptarte y avanzar. La clave está en entrenar.

Aquí tienes un ejercicio muy sencillo: Piensa en tu actual negocio y tu competencia. ¿Qué podrías reducir, eliminar, incrementar o crear para ofrecer algo mejor que ellos? Escríbelo en un gráfico:

matriz

Luego, toma decisiones. Aplica algunas ideas, desecha otras. Vuelve a hacer el gráfico. Ponlo delante de tu mesa de trabajo, pide a tu equipo que haga el mismo ejercicio y compáralo con el tuyo. Haz otro gráfico de tu vida personal. Sigue pensando, relacionando, poniendo a prueba…y ya estás entrenando.

3. Persevera hasta el final

Emprendedores y empleados pierden la ilusión y las ganas de levantarse cada día para trabajar porque han desconectado con la recompensa o el sentido de lo que hacen. Tener un trabajo o recibir un salario cada mes no estimula. Se necesita algo que emocione interiormente. Eso se llama motivación y es lo único que consigue la perseverancia, cada día, cada hora, año tras año, hasta conseguir grandes resultados.

Te planteo un reto. Cada día durante dos semanas al levantarte hazte 4 preguntas:

* ¿A quién amo y quién me ama?

* ¿De qué estoy orgulloso en mi vida?

* ¿Qué haré hoy para tener más energía?

* ¿Cómo ayudaré a los demás a  ser más felices?

Conectar lo que más te importa con el inicio de tu jornada puede ayudarte a recuperar el motivo por el que haces las cosas cada día.

Hoy entrenamos tres talentos. En el próximo post plantearé tres talentos más que pueden ser útiles en tu camino de éxito.