El milagro israelí: Innovación y emprendimiento

El milagro israelí, el japonés, el alemán…suenan muy bien pero ¿en qué están basados?

En un cambio del modo de hacer las cosas, en una apuesta por el riesgo y en un trabajo sostenido y disciplinado. Antes tenían modelos de exportación tradicional y ahora exportan tecnología y startups. Nada viene gratis. No hay secretos ni atajos. Un buen plan estratégico, acuerdos público-privados, inversión en  I+D+i, apoyo al emprendedor y sobretodo mucha gente haciendo bien lo que está bajo su responsabilidad.

En Extremadura podemos debatir muchas horas si es posible aplicar las claves que han funcionado en Israel o si podemos tener mentalidad emprendedora pero no serviría de nada. Lo importante es decidir qué queremos, mirar lo que ha funcionado para otros y dar el primer paso. Hoy mismo. Eso es emprender.

¿Hace cuánto tiempo que no evaluamos con nuestro equipo? ¿Medimos los avances en cada área del negocio? ¿Tenemos el control de los fallos? ¿La información fluye? ¿Hemos introducido mejoras en nuestra organización este año? Eso es innovar.  Sin una organización inteligente ni un equipo que aporte, estamos perdiendo el 50% de las fuentes de ideas innovadoras, según las estadísticas.

Hoy podemos decidir, si seguimos esperando el dinero para implantar la oficina de I+D+i o si empezamos a innovar con lo mejor que tenemos: nuestro equipo emprendedor y luego damos un paso más hacia la tecnología.

VÍDEO: Comparto tres ideas clave del milagro israelí mencionadas en el ámbito del Foro de Innovación y Crecimiento España-Israel (Cáceres, Extremadura), clausurado el día de hoy.

Anuncios