Coaching en la empresa: el caso SODITEC

objetivos-¿Hablo con Tres Talentos?
-Así es. ¿En qué podemos ayudarle?
-Deseo que organicen un par de días para nuestro equipo
-¿Con qué fin?
-Necesitamos unirnos mejor como equipo, tener más motivación y saber en qué debemos mejorar. Tener un tiempo para hablar y escucharnos entre todos…

Así empezó una conversación telefónica de media hora con Javier Vivas* para poner en blanco y negro las necesidades del equipo, las sugerencias de los trabajadores y poder rentabilizar un tiempo que no es fácil conseguir: entre los viajes comerciales dentro y fuera de España, las ventas, las instalaciones, el servicio técnico, la formación o la organización de stock, queda muy poco tiempo para otra cosa que no sea trabajar.

Por eso, los dos días tenían que guardar el equilibrio entre la formación y el descanso. Conseguir los objetivos sin agotar al grupo con técnicas o actividades. Y sobre todo, conseguir que la inversión en el equipo aumente la productividad y su competitividad. No cabía duda que el método coaching era el indicado.

.dialogo2El jueves 10 de octubre por la mañana, los 24 participantes** partieron rumbo a Hervás con la ilusión que trae la novedad. Se reservó una casa rural, comidas, sesión de paintball y un tiempo de formación. La empresa decidió invertir en el equipo y esperaba resultados concretos.

Un momento clave de la jornada fue la valoración del trabajo y aporte de los compañeros sin olvidar las necesarias correcciones. Hubo agradecimiento, aclaraciones y promesas de mejora. Esto se consiguió gracias al clima de confianza generado en el grupo. Es una pena que en muchas empresas no haya ocasión de reunirse para valorar y corregir los esfuerzos individuales. Así, se pierde una oportunidad de mantener la motivación y calidad del equipo.

El segundo día se vivió una jornada de paintball, grupo-paintballque expresó la mayor unión y confianza conseguida el día anterior, además de agregar su punto de diversión y convivencia. La jornada terminó con un espacio para intercambiar ideas y pensar en acciones de mejora. Un plan de acción es útil para canalizar todas las sugerencias que salieron en los dos días.

Existen otros momentos clave de la jornada, no descritos en este post, que podemos comentar en otra ocasión pero, lo más importante, es saber que se consiguieron los tres objetivos marcados. Y eso fue posible gracias a tres situaciones importantes:

.valoracionUn líder con la claridad necesaria respecto a lo que quería conseguir (metas) y con una disponibilidad constante y firme para conseguirlo: organizó la jornada, participó en todas las actividades, fue anfitrión en las comidas, organizó un sorteo de altavoces entre todos, etc.
Un equipo con participación activa, entrega y comunicación directa
Un plan que equilibró la formación técnica con los momentos de esparcimiento

Agradezco a Javier Vivas, Manuel Méndez y a todo el equipo SODITEC por la ocasión de ponerse en nuestras manos y comprobar, una vez más, que un entrenamiento específico consigue aumentar el valor de un equipo y la calidad de sus resultados.

.juego-cuerdaEl coaching aplicado a la empresa permite crear ambientes de trabajo más eficientes, aumentar el nivel de desempeño de los colaboradores o solucionar situaciones antes de convertirse en problemas. Lo importantes es plantearse cuándo se desea dar el paso, pensar en las necesidades y luego, con la ayuda de un coach, establecer un proceso de mejora. Como en este post, todo puede empezar con una llamada telefónica.

 *Gerente de Soditec
** Actualmente son 30 trabajadores
Anuncios

Construyendo molinos

molino“Cuando soplan vientos de tempestad unos corren a refugiarse y otros construyen molinos” Este proverbio holandés me sirve de inicio para resumir en pocas palabras lo que he podido conocer en esta experiencia por Extremadura a través del Programa Transforma.

He encontrado, sobre todo, empresarios que construyen o están dispuestos a construir molinos. Bien por la necesidad o más bien –diría yo- por su carácter recio y tenaz, los emprendedores y empresarios extremeños que he tenido el privilegio de conocer no son de los que se refugian ante las tempestades.

1Boris.almendralejo
Sesión de trabajo en Almendralejo

En las sesiones que he compartido en Moraleja, Cáceres, Miajadas o Almendralejo, he encontrado un clima propicio para la transformación del sector empresarial en nuestros pueblos. En mi opinión, los encuentros han servido, en buena medida, para que muchos de ellos amplíen el concepto cerrado que tenían de la innovación.

Algunos se han dado cuenta de que ya estaban innovando, otros de  las posibilidades que tienen para innovar y todos han coincidido –tras esta formación- en que las ventajas y los márgenes de crecimiento que la innovación ofrece son inmensos.

Muchos han descubierto cómo dirigir mejor a sus equipos, cómo conseguir mantenerlos motivados o que se comprometan en el proyecto. Y es que, en cada una de las sesiones, los participantes han sido capaces de hacer planteamientos nuevos para encontrar soluciones innovadoras tanto a problemas insólitos como a los contratiempos diarios y más comunes.

Y me gustaría compartir con vosotros una impresión que debe hacernos reflexionar y llevarnos a la acción. Algo más del 30% de los emprendedores que han asistido a este programa, en concreto al área que yo impartía, estaban ya inmersos en procesos de innovación y ese 30%, -estoy convencido- ha sido capaz de contagiar al resto de los participantes.

Se ha conseguido crear el ambiente más propicio para el diálogo, para la puesta en común de experiencias y proyectos, la búsqueda de soluciones entre todos y en equipo y se ha dado un salto significativo en la dirección correcta.

Pero ese salto puntual no hace camino. La constancia en la transformación y en la innovación en procesos, productos y liderazgos debe ser una actitud diaria. Acciones como el Programa Transforma ayudan al emprendedor a mantener esa perseverancia y a no perder la perspectiva. Además, contribuye al contagio de actitudes positivas entre los participantes, a sentirse acompañados en sus retos y, en definitiva, a sobrevivir y a crecer.

2grupoMiajadas
Foto de familia con los amigos y amigas de Miajadas

Quiero dar las gracias a todos y cada uno de los emprendedores y empresarios extremeños que han compartido conmigo esta experiencia. Han sido una fotografía perfecta de la situación en la que está nuestro tejido empresarial y esa fotografía no se corresponde con las imágenes que me llegan por otras vías de este sector. Aquí hay mucho talento, hay muchas ilusión, muchas ganas de aprender, de innovar y de construir molinos aprovechando tempestades.

Necesitamos innovación social

guia-del-emprendedor-socialSiempre se relaciona innovación con tecnología, con menos frecuencia se habla de innovación en las organizaciones y rara vez se establece el puente entre innovación y necesidades sociales.

La innovación social es la forma de conectar la creatividad del sector público y privado para generar soluciones sostenibles a problemas reales. Como el dinero es escaso y los cambios sociales son tan rápidos, se necesitan mejores soluciones para hacer “más con menos”. Esta innovación busca mejorar las condiciones de vida de grupos vulnerables, mejorar los sistemas sociales (salud, educación o política) o incidir en un cambio de valores (conciencia medioambiental o solidaridad).

Las ONGs, los gobiernos, las iglesias y muchos filántropos han realizado acciones de este tipo. En la dinámica de innovación social se busca conectar la fuerza e inteligencia de todas las organizaciones para conseguir mejores resultados.

En este contexto, aparecen los emprendedores sociales: personas y organizaciones que plantean respuestas a las demandas sociales con un modelo empresarial (rentable, sostenible y productivo) que al mismo tiempo genere mejores formas de colaboración en la sociedad. Son empresas que buscan al mismo tiempo crear valor social y económico, contando con la participación de los destinatarios y de nuevos aliados.

Toda innovación social busca que los grupos y sociedades sean más inteligentes en el reparto de los bienes o soluciones, más poderosas en la toma de decisiones y más transparentes en las formas de comunicación y colaboración.

Si queremos salir de la crisis, acelerar el espíritu emprendedor o mejorar el modo de gobierno necesitamos integrarnos como sociedad y desarrollar la innovación social. Hace algunos años se viene haciendo camino, hoy puede ser tu momento.

RECURSOS

– La Unión Europea ha publicado una Guía de Innovación Social que incluyen 10 pasos estratégicos, uno de los cuales, la especialización inteligente, está siendo desarrollada en Extremadura

– Si sientes deseos de dar tu aporte como emprendedor te invito a leer esta Guía del Emprendedor Social, publicada por la Universidad de Comillas, o ponerte en contacto con nuestra empresa para intercambiar ideas y alternativas.

– Un vídeo resumen del tema publicado por una red canadiense

El camino del éxito y un plan de entrenamiento (final)

training talentsEn esta segunda parte del plan de entrenamiento te planteo tres talentos más que te ayudarán en tu propio camino de éxito.

 1. Convierte tus deseos en desafíos

Las personas desean muchas cosas: un mejor trabajo, el reconocimiento de los demás, una pareja que las haga felices, formar parte de algo importante, etc. y viven esperando que eso ocurra. ¡Y no ocurre! Porque ese deseo no se ha convertido en un reto que los impulse a actuar.

Todo desafío responde a dos preguntas:

* ¿Qué gran valor tiene para ti?

* ¿Qué harás, por difícil que sea?

Los retos te invitan a dar un paso más allá, a arriesgar. Te exigen pensar más rápido, trabajar más fuerte, crear más cosas. Te descubren nuevas habilidades y también carencias que deberás completar con más estudio o entrenamiento. Y todo eso estimula al ser humano.

Por eso, en las empresas no basta con tener un plan estratégico. Es necesario que sea motivador para que funcione con el equipo.

 2. Deja de poner excusas

Puedes dedicar tu tiempo a poner excusas y pensar en los porqués de la vida o hacer algo útil y empezar a trabajar contigo. Este ejercicio puede ser tu primer paso:

* Por un momento piensa en tu problema, fallo o momento difícil y en una hoja de papel dibuja dos círculos, uno pequeño y otro más grande.

* En el círculo mayor escribe las cosas que están fuera de tus manos, donde no tienes poder de influencia: decisiones que dependen de otros, circunstancias políticas o socio-económicas, estructura de la empresa, reacciones y comentarios de los demás, el clima, etc.

* En el círculo más pequeño escribe las cosas que dependen de ti: Posibles acciones que no has hecho y podrías hacer respecto al problema. Date un tiempo. Piensa en cosas grandes y pequeñas, fáciles y difíciles que podrían beneficiarte.

* Ahora, mira el gráfico y hazte la gran pregunta: ¿Dónde quiero estar? (en el círculo mayor que no controlo ni soy responsable o en el menor dónde tengo poder de acción) Y… ¡actúa!

 3. Crea tu propio plan de entrenamiento

Si quieres avanzar en tu camino de éxito necesitas un plan que te asegure ir en la dirección correcta y te mantenga en forma:

* Primero tendrás que definir qué quieres conseguir, cuándo y cuánto vale para ti.

* Después, busca el apoyo de un amigo, de tu pareja o de un empresario con más experiencia para que te ayude a darte cuenta de cómo estás llevando tu plan y descubrir cómo superar los obstáculos. Es conveniente tener reuniones semanales o cada 15 días.

* Necesitas, además, un modo de medir tus avances. Puedes evaluar tus acciones diariamente con un número y así comparar tus resultados en la semana o pedir a los demás que te evalúen.

* Finalmente, necesitarás hacer deporte, meditar, comer sano, dormir bien y tener una vida dando y recibiendo cariño de los demás. Así estarás fuerte para mantener tu plan.

Este tipo de entrenamiento no es fácil, como todas las cosas que valen la pena. Por eso, si contratas un coach para empezar, será mucho mejor.

En casa, tengo escrita una pregunta que me ayuda a tener paciencia y determinación en mi camino de éxito: ¿Qué has hecho hoy para avanzar hacia dónde quieres llegar en 10 años?

¡Qué disfrutéis del verano!

Tres claves para el autónomo o freelance

haircutCarolina se levanta muy temprano para abrir su peluquería y trabaja hasta muy tarde, sin siesta ni descanso. Acepta todos los encargos, sin ver la hora ni el día. Invierte unos euros en publicidad y dedica todas las noches a escribir en las redes sociales buscando más clientes. “La competencia es fuerte -me comenta- y hay quienes están tirando los precios por los suelos. Ya no sé qué más hacer”.

Hablamos de todo un poco, de sus ganancias por mes y de sus agobios. Al final, acordamos unas sesiones de Coaching. Quería hacer cambios cuanto antes.

Y las decisiones que tomó le llevaron donde quería: unos ingresos más estables, una vida familiar más feliz y un estado de ánimo a prueba de crisis.

Todo empezó cuando se dio cuenta que trabajaba mucho sin ver resultados, que su salud estaba empeorando y su estado de ánimo estaba siempre alterado. La relación con su marido no era la misma y sus hijos la ponían más nerviosa que de costumbre. Ver esta realidad y desear cambiarla con urgencia le impulsó a actuar.

Carolina decidió hacer tres cambios: en su motivación, autodisciplina y capacidad innovadora.

Motivación

Consiguió tener un sistema propio para motivarse cada día. Primero cambió el hábito de la preocupación diaria por el de la planificación directa. En vez de agobiarse y darle vueltas a los problemas, se centró en lo que podía y quería hacer. Después, identificó lo que más le importaba en su trabajo y lo que le hacía sentir orgullosa, para despertarse cada mañana con la mirada puesta en algo que valía la pena, por encima del trabajo y del dinero. Por último, escribió un plan para ser mejor tanto en casa como en el negocio, lo ubicó en un lugar visible y a él acudía cuando sentía que le faltaba el aliento.

Autodisciplina

Encontró que la forma de ser fiel a su plan era evaluar cada semana sus avances y conversarlo con su familia para animarse. Ya no sólo trabajaba mucho sino que empezó a medir los resultados de sus acciones: Si algo no funcionaba, lo cambiaba por una nueva acción.

Dejó un tiempo las redes sociales y se concentró en escuchar lo que necesitaban sus clientes, hablando incluso por teléfono con ellos. Así, salieron ideas para nuevos servicios.

Y respecto a sus horarios, puso una norma: En el trabajo, 100% concentrada en ser mejor profesional y en casa, 100% sólo para mis hijos y mi marido.

Innovación

Carolina decidió formarse por su cuenta y leer sobre marketing y publicidad. Eso la llevó a cambiar el nombre de su peluquería, incluir nuevos servicios y asociarse con dos centros de estética. Entró en una asociación y consiguió cerrar un acuerdo con dos casas de la tercera edad. Al ver el movimiento de clientes, se arriesgó y contrató una ayudante…

Carolina sigue viviendo en la misma comunidad, con la misma familia y rodeada de una competencia cada vez mayor pero su vida ya no es la misma. Decidió un cambio y lo hizo realidad gracias a su motivación, autodisciplina y capacidad de innovación.

 

Coaching y paro: Una historia que puede ser la tuya

Imagen

Un 10 de diciembre me llama José Márquez al teléfono y dice: “Buenas tardes Sr. Vásquez, sé que es coach y quiero que me ayude a conseguir trabajo”. Ni transcurre un segundo y él agrega rápidamente: “Si no puede ayudarme, avíseme y así no le haré perder su tiempo ni el mío”. Es ahí cuando le planteo conversar sólo 20 minutos antes de darle una respuesta.

En el breve diálogo me comenta que no tiene trabajo hace 6 meses y que se ha cansado de enviar CVs sin tener respuesta. Me habla de su falta de fe en el gobierno, en el país y en la posibilidad de volver a trabajar. Dedica muchas horas al día a buscar trabajo en internet, mirando portales de trabajo, revisando sus redes sociales y leyendo consejos para un buen CV y cosas similares. Todo en vano.

Respondiendo mis preguntas, me indica que en el fondo lo que quiere no es sólo un trabajo sino sentirse útil y capaz de hacerse cargo de su familia, quiere volver a tener energía y disfrutar con su familia como antes. Siente que algo en él se ha perdido y lo quiere recuperar. Se da cuenta que el trabajo es sólo una parte de lo que necesita y me afirma que está dispuesto a recuperar su vida, su trabajo, su familia y lo que haga falta. Es en ese momento cuando acepto ayudarle y pactamos 6 sesiones de Coaching (una cada 10 días).

En las tres primeras sesiones, José decide no buscar trabajo sino mejorar su forma de ser y tratar a los demás. En vez de preocuparse, empieza a actuar. Aprende a escuchar y a comunicarse mejor, dedica una hora al día al deporte y empieza a estudiar en casa temas relacionados con su profesión. Mejora su estado de ánimo y vuelve a creer en sí mismo y en lo mucho que vale.

Una vez que se siente equilibrado a nivel personal decide qué hacer a nivel laboral. Tiene claro que no quiere ser emprendedor ni cambiar radicalmente de profesión. Invierte dinero en estudiar un curso para renovarse, mejora su CV y sigue entrenando su perfil comercial. Por fin se decide a buscar trabajo fuera de Extremadura y en puestos diferentes al suyo.

El proceso de Coaching termina. José mira hacia atrás y sonríe al ver todos los avances conseguidos. Sólo falta el trabajo… ¿Sólo? Sigue buscando. Pasan 3 meses y consigue dos entrevistas. Nada.

Un día, después de 6 meses de búsqueda activa, consigue una entrevista y es aceptado. La suerte no la tiene José, la tiene la empresa que ha contratado la mejor versión de José, con más habilidades, conocimientos y sabiduría que antes.

Fútbol y Coaching

Un vídeo y una reflexión:

Me ha encantado ver jugar a estos chavales, llenos de alegría y diversión. Me pongo a pensar en los millones de niños y jóvenes que hacen del deporte su mejor medio de expresión y contacto con el mundo.

 El deporte, tan normal en la escuela y la universidad termina siendo olvidado en la edad adulta, con el aumento de las responsabilidades en casa y sobretodo en el trabajo.

 En los procesos de Coaching Ejecutivo y de Equipos siempre aliento recuperar minutos y horas de deporte por sus beneficios directos en el estado de ánimo, los pensamientos y la actitud. Vale recordar que el ejercicio físico genera endorfinas que aumentan la fuerza y serotonina que permite mayor estabilidad emocional.

 Si tienes todo el peso de la organización en tus hombros, si la jornada diaria te deja agotado o si el tiempo en paro te está “matando”, considera la opción de incluir el deporte en tu semana.

 Reflexiona: Si te gusta el deporte, ¿qué te está impidiendo realizarlo al menos 3 veces por semana?

¡Qué disfrutes de una vida con más deporte!