EL BÁDMINTON MUNDIAL TIENE ROSTRO ANDALUZ

Carolina Marín, nacida en Huelva hace 22 años, está jugando el Mundial de Bádminton en Yakarta. Hace unas horas, hoy viernes 14 de agosto, ha vencido a la china Wang Shixian y se ha clasificado a las semifinales. Espera revalidar la medalla de oro que ganó en el Mundial de 2014 y con la que se proclamó número 1.  ¿Quieres verla jugar?

Supongo que te estás preguntando cómo ha conseguido ser la número 1 en un deporte dominado por países asiáticos, cómo ha logrado que una gran marca como Carbonell la apoye y cómo es capaz de ser reconocida por un 24% de españoles siendo el bádminton un deporte poco practicado en nuestro país.

Tengo, de momento, tres respuestas.

ENTRENAMIENTO DIARIO POR VARIOS AÑOS
Carolina ha nacido con unas cualidades especiales pero que nada significarían si no entrenase las 6 horas diarias de la mano de Fernando Rivas. Con él practica su estilo, aprende nuevas técnicas, repasa en vídeo las jugadas y desarrolla su capacidad física.
Saber que estas 6 horas diarias son su rutina desde los 14 años me recuerda el estudio de Anders Ericcson en los noventa que concluyó en la clave de las 10 mil horas como promedio de entrenamiento de los grandes talentos antes de ser conocidos.

ALTO CONTROL MENTAL
Un ejemplo para ilustrar. En las últimas semanas ha tenido que guardar reposo por una lesión en el pie. Ella misma comenta que ha estado ensayando las jugadas en su imaginación con el mismo ritmo que si fuese en la cancha. Eso le permite llegar a este torneo con la actitud adecuada, los reflejos que hemos visto en el vídeo y el control mental en cada punto del partido.
Así, el estar a un 80% de nivel físico no es un freno para sus posibilidades de ganar el Mundial porque está compensado con un 120% mental. Éstas y otras técnicas mentales las ha aprendido de la mano del psicólogo Pablo del Río.

TENER UN MODELO
Ella menciona que tiene a Rafa Nadal como un modelo a imitar y siempre está inspirándose en él para dar nuevos pasos en su carrera deportiva. La actitud de “no dar una bola por perdida”, tener un gran concentración en los juegos y celebrar cada punto con un ¡vamos! son sólo tres ejemplos de esta conocida técnica de modelado.

Si eres un deportista o un emprendedor que te estás planteando subir de nivel en tus propios talentos te recomiendo el libro Las Claves del Talento  y al mismo tiempo te invito a contactar con nosotros para ofrecerte un plan hecho a medida. Sin compromiso, escríbenos a direccion@trestalentos.com y nosotros te llamamos.

Anuncios