Fútbol y Coaching

Un vídeo y una reflexión:

Me ha encantado ver jugar a estos chavales, llenos de alegría y diversión. Me pongo a pensar en los millones de niños y jóvenes que hacen del deporte su mejor medio de expresión y contacto con el mundo.

 El deporte, tan normal en la escuela y la universidad termina siendo olvidado en la edad adulta, con el aumento de las responsabilidades en casa y sobretodo en el trabajo.

 En los procesos de Coaching Ejecutivo y de Equipos siempre aliento recuperar minutos y horas de deporte por sus beneficios directos en el estado de ánimo, los pensamientos y la actitud. Vale recordar que el ejercicio físico genera endorfinas que aumentan la fuerza y serotonina que permite mayor estabilidad emocional.

 Si tienes todo el peso de la organización en tus hombros, si la jornada diaria te deja agotado o si el tiempo en paro te está “matando”, considera la opción de incluir el deporte en tu semana.

 Reflexiona: Si te gusta el deporte, ¿qué te está impidiendo realizarlo al menos 3 veces por semana?

¡Qué disfrutes de una vida con más deporte!

El milagro israelí: Innovación y emprendimiento

El milagro israelí, el japonés, el alemán…suenan muy bien pero ¿en qué están basados?

En un cambio del modo de hacer las cosas, en una apuesta por el riesgo y en un trabajo sostenido y disciplinado. Antes tenían modelos de exportación tradicional y ahora exportan tecnología y startups. Nada viene gratis. No hay secretos ni atajos. Un buen plan estratégico, acuerdos público-privados, inversión en  I+D+i, apoyo al emprendedor y sobretodo mucha gente haciendo bien lo que está bajo su responsabilidad.

En Extremadura podemos debatir muchas horas si es posible aplicar las claves que han funcionado en Israel o si podemos tener mentalidad emprendedora pero no serviría de nada. Lo importante es decidir qué queremos, mirar lo que ha funcionado para otros y dar el primer paso. Hoy mismo. Eso es emprender.

¿Hace cuánto tiempo que no evaluamos con nuestro equipo? ¿Medimos los avances en cada área del negocio? ¿Tenemos el control de los fallos? ¿La información fluye? ¿Hemos introducido mejoras en nuestra organización este año? Eso es innovar.  Sin una organización inteligente ni un equipo que aporte, estamos perdiendo el 50% de las fuentes de ideas innovadoras, según las estadísticas.

Hoy podemos decidir, si seguimos esperando el dinero para implantar la oficina de I+D+i o si empezamos a innovar con lo mejor que tenemos: nuestro equipo emprendedor y luego damos un paso más hacia la tecnología.

VÍDEO: Comparto tres ideas clave del milagro israelí mencionadas en el ámbito del Foro de Innovación y Crecimiento España-Israel (Cáceres, Extremadura), clausurado el día de hoy.

¿Por qué Coaching en el 2013?

Logo de Tres Talentos

¡Bienvenidos a este blog de Coaching!
Pasen, tomen asiento y charlemos un momento.

¿Por qué Coaching?
A los 12 años descubrí que ayudar a los demás da felicidad. Lo vi en mis padres y en mis hermanos mayores cuando eligieron profesiones relacionadas con el servicio.
Cuando me tocó elegir seguí varios caminos, algunos mejores que otros.
Fui docente varios años y aprendí a hacer terapia psicológica, aplicándolo a las empresas.
Me enamoré, vine a España, me casé y trabajé en una Escuela de Negocios, asesorando empresarios y directivos.
Conocí el Coaching y comprobé en mi experiencia que genera resultados: Mejoré en mi organización y mi estilo de consultor, aprendí a escuchar y a motivarme cada día, descubrí nuevas habilidades y mi vida personal se enriqueció.
Sentí, pensé y decidí que el Coaching sería mi forma de vivir, trabajar y ayudar a los demás a ser felices. Era el año 2009.
Estudié en la Escuela OlaCoach y aprendí de John Whitmore, uno de los padres del Coaching, cuál es el modo de ser coach en nuestro mundo.
Comparto con mi mujer, Esperanza, esta aventura y cada día dedico mi tiempo a estudiar, amar a mi familia, meditar y hacer que mi profesión de coach sea el mejor camino para crear cambios en las organizaciones y en las personas.

¿Por qué Coaching de Empresa?
El 2011 fundé Tres Talentos para conseguir la innovación y mejora de las organizaciones, a partir del desarrollo del liderazgo y el trabajo en equipo. Sin innovación ninguna organización podrá competir ni crecer. Sin embargo, los resultados sólo podrán ser asombrosos cuando vienen acompañados de tres elementos: claridad en lo que se quiere (mente), perseverancia en la decisión (emoción) y práctica de hábitos hasta conseguir los resultados esperados (acción).

Gracias por vuestros comentarios y opiniones. Y hasta el siguiente post!